lunes, 11 de diciembre de 2017

A la reforma fiscal de Trump le falta la “trampa noruega” para desenmascarar a los “millonarios progres”


 
Al presidente de Estados Unidos, aunque tenga buenas ideas le puede lo impulsivo y su prepotencia le hace no mirar a los demás para aprender cómo tratar a los progres demagogos.

Y es que aún antes de estar aprobada y de conocerse sus términos exactos (existen diferencias entre los textos aprobados por el Senado y el Congreso de los Estados Unidos) ya se han alzado voces en contra de la reforma fiscal de Trump y curiosamente estas críticas han venido de un grupo selecto de 400 millonarios que lejos de pedir pagar menos solicitan pagar más.

Entre estos supuestos filántropos se encuentra el especulador financiero George Soros que no tuvo empacho en hundir la Libra esterlina británica en 1992 y ganar en aquella ocasión mil millones de dólares.

Sorprende entonces que frente a estos actos que retratan al personaje, ahora denuncie que esta reforma fiscal porque aumentará la desigualdad en Estados Unidos, afectará a servicios básicos y pida que por el contrario el Gobierno les suba los impuestos.

El discurso es directo, sencillo, efectivo y como digo Trump no ha tenido la cintura que si ha tenido el Gobierno de Noruega para desenmascarar a los progres de boquilla.

Y es que el gobierno noruego al plantear su reforma fiscal que bajó significativamente los impuestos de esa nación escandinava se encontró con similares críticas por parte de los socialistas. Frente a ello el gobierno noruego puso en marcha la posibilidad de que aquellos que consideraran insuficiente la cantidad de impuestos que pagaban que lo corrigieran mediante el pago voluntaria de una cantidad mayor.

El que en el primer mes de aplicación de la medida solo se hayan hecho ingresos por apenas 1.000€ retrata mucho a aquellos que predican para los demás y dan poco o ningún trigo.

Trump está todavía a tiempo de poner en evidencia a estos multimillonarios para ponerlos frente al espejo de su hipocresía o por el contrario facilitarles lo que voluntariamente predican para los demás.

Con eso reforzaría lo que no deja de ser una inmejorable noticia para la mayoría de los estadounidenses como es el duplicar el mínimo exento para las familias, de 12.000 a 24.000 dólares, y para las empresas bajando del 35% al 20% el tipo impositivo lo que redundara en las mejoras de las condiciones de sus trabajadores y la retribución a aquellos que invierten en ellas

Y es que no hay mayor desigualdad que la que se produce por las decisiones arbitrarias de los gobiernos de turno o someter a los intereses de los grupos de presión la redistribución de las rentas, tanto más cuanto es la sufrida clase media la que soporta, en Estados Unidos y España, la mayor parte del esfuerzo fiscal porque somos aquellos que estamos más controlados y tenemos menos herramientas para eludir el pago de los impuestos.

Por ello ante el ejemplo de Estados Unidos solo hay que pedir que el ejemplo cunda y nos llegue algún día a nosotros.

jueves, 30 de noviembre de 2017

Puigdemont, entre el principio y el complejo de Peter



Si no fuera por el daño que ha hecho y el que parece empeñado en continuar haciendo el personaje no merecería mayor atención. Pero hete ahí que, aun siendo un mentiroso manifiesto, un incompetente peligroso hay un buen número de catalanes que parecen abonados a abundar en el error y mantienen la intención de votarlo.

Puigdemont en cualquier estudio de psicología e ingeniería social aparecería como el cumplimiento superlativo del Principio de Peter, aquel porque el incapaz, el inane, o más sencillamente el peor de los sujetos puede escalar hasta lo más alto de la jerarquía política para hacer realidad de aquello de cuanto peor, mejor.

Su propio acceso a la presidencia de la Comunidad Autónoma catalana ya fue de traca. Aupado por los antisistema de la CUP se convirtió en el brazo ejecutor de su mentor Artur Mas a la vez que supeditaba su acción de gobierno al delirio separatista de aquellos que reclamaban la Republica catalana “aquí y ahora” sin más propósito que romper la convivencia de todos los españoles y poner patas arriba nuestro sistema político a ver si con este cuanto peor mejor sus colegas de Podemos se hacían con las riendas del poder político en lo que restara de España.

En estos años ninguna mejora se conoce en la educación, sanidad o economía catalana. Todos sus afanes, esfuerzos y presupuestos han ido encaminados a la misma idea, el soborno de aquellos que viéndose “regados” con subvenciones, mejores sueldos, promociones profesionales vinculadas a su implicación con el proceso separatista y excluyente, realimentaban el fenómeno de manera exponencial.

Y todo ello para después de tanto afán concluir en la nada. Mucho ruido... y no es que haya habido pocas nueces, es que han estado a punto de secar el árbol, como demuestran las deslocalizaciones de empresas, la perdida de inversiones, la bajada de ventas, alquileres y lo que es peor la generación de un enfrentamiento entre vecinos que tiene trazas de continuar durante mucho tiempo.

Si esto fuera poco nuestro prófugo de la justicia está aquejado del complejo de Peter Pan, aquel niño vestido de Robín Hood que se negaba a crecer. Y es que, comprobada su más absoluta soledad, abandonado por todos aquellos que le daban palmaditas en la espalda y le decían “pa´lante muchacho, tu puedes” prometiendo no sé qué apoyos o mediaciones internacionales arremete contra la democracia, justicia española o la mismísima Unión Europea.

Como otros muchos juguetes rotos de la política no se sabe muy bien si lleva a la risa o a la pena. Aunque pensándolo mejor son los catalanes en los que aún encuentra apoyo quienes más pena me dan por su ceguera voluntaria y su nula voluntad de enmienda, va a ser verdad que lo que de verdad necesitan son trenes llenos de psiquiatras.

 

 

viernes, 17 de noviembre de 2017

La censura no ha muerto, y no hablo de TV3


Hace unos días leía la noticia en El Confidencial de que la sección de UGT de la Radio Televisión Española solicitaba que se excluyera al periodista Salvador Sostres del programa de Carlos Herrera en la 1 ¿Cómo lo ves?

Ante ello no tuve, sino que recordar cómo estos mismos sindicatos de paniaguados que viven de no sé qué obligación que tenemos el resto de españoles de pagarles sus magníficos sueldos, lograron que se excluyera al economista Juan Ramón Rallo de las tertulias de TVE porque defendía que en el actual panorama de libertad y pluralidad informativa no era necesaria una televisión pública y, es más, era un despilfarro.

Si ese “ataque” a la presencia pública fue entonces el motivo esgrimido, en el caso de Sostres es la supuesta misoginia del personaje. Y es que en cada progre, izquierdoso o sindicalista se esconde un pequeño o gran Torquemada que dice defender la libertad de expresión, la pluralidad y el intercambio de ideas, ¡ah! pero si son las suyas, sino no vale.

Este mensaje de pureza ideológica es común a la izquierda y al nacionalismo quienes se arrogan la facultad de etiquetar de facha a quien discrepa de sus argumentos y mayormente a aquellas personas mejor cultivadas intelectualmente que ellos y a los que siendo complicado rebatir por la fortaleza de sus ideas es más fácil estigmatizar y excluir del debate público porque claro, ellos iban a quedar como lo que son, unos zoquetes ignorantes y gandules.

Pues bien, desde aquí debo reconocer que, como oyente de Carlos Herrera en la COPE, lo que más me atrae de su programa es la calidad intelectual de aquellos de los que se rodea. Personajes de la talla de Ignacio Camacho, Beito Rubido, Joaquín Leguina, Jorge Bustos, Paco Robles, José María Fidalgo, Nicolás Redondo, David Gistau, Salvador Sostres y muchos más.

Y este señor tiene el acierto de rodearse de gente brillante intelectualmente porque no teme quedar apagado por ellos, sino que refuerzan su discurso y su credibilidad desde el argumento, la razón y la serena exposición de ideas, algo de lo que carecen los mediocres como los sindicalistas de TVE y algún otro más.

Habría que recordarles a estos señores sindicalistas que la libertad hay que predicarla y más si es de la gente que no piensa como tú.

 

martes, 7 de noviembre de 2017

Cataluña y la influencia geopolítica en el desarrollo del ferrocarril en España


Sumidos como estamos aún en los coletazos del movimiento separatista es buena ocasión para hablar del futuro del ferrocarril en España. Y eso enlaza con el tan, últimamente, mencionado “corredor mediterráneo”.

A ninguno se nos escapa que por su misma denominación lo que primero se nos viene a la cabeza es un trazado que discurriera desde el Puerto Algeciras para recorriendo las costas andaluzas llegar al Levante para discurrir por Murcia y la comunidad valenciana para llegar a Cataluña y de ahí conectar con el resto de Europa a través de la Junquera.

La importancia de este trazado estriba en que comunicaría a tres de los Puertos más importantes de España- Algeciras, Valencia y Barcelona- tres zonas exportadoras de gran importancia exportadora-la huerta almeriense, murciana, valenciana, además de la importante industria valenciana y catalana- con el gran mercado del resto de la Unión Europea.

El problema estriba en que de concluir este corredor mediterráneo tal como está planteado actualmente otorgaría a Cataluña el cerrojo sobre casi el total del tráfico de mercancías de España con el resto de Europa.

A ninguno se nos escapa que esta circunstancia de “cerrojo” otorgaría a una hipotética “Republica catalana” un arma de presión muy importante ante una hipotética negociación con el gobierno de España y una importante fuente de ingresos fiscales- los derechos de aduana que tendrían que pagar las mercancías españolas y europeas que transitaran por el territorio catalán- por lo que a lo mejor hay que replantearse apostar todo y por ahora a esta sola alternativa.

¿Qué alternativas existen? Por un lado, está la salida por el País Vasco, por Irún, y por otra a través de Aragón, por Canfranc.

De la del País Vasco que podemos decir, bien es cierto que el independentismo vasco está muy apaciguado, pero no es descartable y desde luego el efecto de cerrojo y como vía de ingresos aduanaros podríamos repetir lo dicho sobre Cataluña. Su ventaja sobre la solución aragonesa es que la red ferroviaria de conexión con el resto de Europa está más desarrollada.

¿Y la solución aragonesa a través de Canfranc? Pues que tiene problemas tanto a una y a otro lado de la frontera con Francia. Por un lado, el tramo de Huesca a Canfranc tendría que mejorase considerablemente en pendientes, vías y electrificación, aparte de que el túnel está inutilizado. Por el lado francés el problema es que al día de hoy la vía no llega y en todo caso las pendientes del recorrido hacen que en distintos tramos la velocidad no supera los 20 kilómetros.

No obstante, todos estos problemas son solucionables a nivel técnico, presupuestario y dotarían de una importancia logística de carácter estratégico a Zaragoza que podría distribuir a Irún, Canfranc o la Junquera indistintamente y en función de las circunstancias económicas, políticas o meteorológicas.

Por todo ello tal vez habría que echarle una pensada antes de cometer un error mayor.

 

 

lunes, 6 de noviembre de 2017

Ni tutelas ni tutias de Bélgica a España


No salgo de mi asombro y de ahí paso a la indignación. ¿Qué puñetas se han creído un ex primer ministro belga y el actual ministro de interior belga? ¿Quién les ha otorgado el ser ellos quienes van dando credenciales de democracia a los demás?
¡Ya está bien de mirarnos por encima del hombro y con condescendencia! Como si los españoles necesitáramos todos los días hacer auto de fe y bañarnos en agua bendita para hacernos perdonar no sé qué pecado original ¡A freír puñetas el belga de la palomita y sus cuates!
Movido por la indignación le he remitido un correo a la embajada de Bélgica en España a la dirección de correo Madrid@diplobel.fed.be y os invito a que lo hagáis y les hagáis llegar a estos prepotentes y creídos vuestra opinión y donde deben meterse la suya cuando se trata de delincuentes como los que hoy amparan, Piugdemont y su tropa, y a los etarras con crímenes pendientes de juicio que niegan extraditar a España.
Y mientras ellos con sus nidos de terroristas en barrios como Molenbeck desde donde siembran el terror en el resto de Europa, pero ellos nada a dejarlos tranquilos no les vaya a dar por matar belgas.
 
 
 
 
 

martes, 31 de octubre de 2017

Corrijamos las causas …para evitar caer con la misma piedra


Puede que lo que nos quede del carajal en que nos han metido los separatistas catalanes sea el alivio, las imágenes de las banderas inundando Barcelona y el descojone ante el papelón de Puigdemont y su cuadrilla de Pancho Villa tomando las de Bruselas.

Y estará bien porque estos días de Octubre pueden servir de vacuna para muchas cosas que ha durante años nos han sonado al “tío del saco” y nos tenían acomplejados.

Pero aun aceptando que hemos pasado esta gripe, la del 2017, debemos recordar que esta enfermedad, el populismo y el nacionalismo, mutan constantemente y son tanto o más peligrosas un año y el siguiente si no se les ponen remedio.

Un remedio que ni siquiera necesita de reforma constitucional alguna.

La pretendida fuerza del nacionalismo no ha nacido de la Constitución, ha nacido del sistema electoral, de las precarias mayorías parlamentarias que han sufrido UCD, PSOE y PP y de la ausencia de responsabilidad de los partidos de gobierno y oposición, PSOE y PP, para apartar diferencias en temas esenciales para evitar cesiones continuas de soberanía y Presupuestos.

Y como dudo mucho de las buenas intenciones, de la duración de ese espíritu constitucional entre las formaciones mayoritarias, la solución es modificar la herramienta que lleva a la debilidad de las instituciones de modo que nunca haya que llegar a cesiones vergonzantes de soberanía o Presupuesto por motivos de no alcanzar la mayoría parlamentaria suficiente para formar un gobierno o aprobar un presupuesto.

Por ello lo que urge es modificar la ley electoral, cambiando el sistema D´Hont por un sistema mayoritario o en su caso un sistema proporcional en el que los partidos que concurran a las elecciones tengan que presentar candidaturas en todas las provincias y sacar un mínimo del 5% de los votos en toda España para obtener representación parlamentaria.

Con ello evitaríamos el chantaje permanente de los nacionalismos y su capacidad de influencia se ceñiría a las circunscripciones regionales, donde su atractivo no sería tanto si fueran incapaces de atraer financiación o inversiones del gobierno de España que, ahora sí, serían fruto del acuerdo y la cesión ante los intereses generales de España.

Si solo fuéramos capaces de ello, al poco veríamos como menguaban estos reyezuelos de taifas.

Y de sobresaliente sería si aplicando a la inversa el artículo 150.2 de la Constitución que prevé la delegación a las Comunidades Autónomas de competencias exclusivas del Estado, empezáramos a revertir para el Estado competencias de las que se ha ido desprendiendo, cuestiones estas que con demasiada alegría y ligereza se ha dado en los últimos años.

Por ello y ante la fragilidad humana pongamos límites a la estupidez humana que bien que ha evitado el 155 que nos fuéramos al carajo como nación y sociedad.

 

lunes, 23 de octubre de 2017

Soraya ¿Tocada o hundida?


Lejos quedan los tiempos en que sin que nadie la conociera se aupó al segundo puesto tras Rajoy en el gobierno de España.

He de reconocer que nunca me gusto, y sigue sin gustarme, aunque los motivos se han ampliado. Por lo pronto no se le conocía ni militancia ni actividad política alguna en el PP, partido que en 2011 ganó por mayoría absoluta a un PSOE desquiciado por la penosa gestión de Zapatero y bajo la dirección de Rubalcaba.

Y esto es importante, más de lo que pareciera, y no excluye la presencia de independientes en el gabinete. Pero desde luego de lo que los excluye es del segundo puesto de responsabilidad política como es una vicepresidencia pues quien la ejerce debe tener claro los principios, compromisos y renuncias que supone obtener el respaldo de un grupo mayoritario de españoles que optan por un partido político por muchas y diversas razones y no solo por tu cara bonita. Y ella desde un principio se creyó una cara bonita y ajena a los compromisos adquiridos con los votantes que habían llevado al PP al gobierno de España.

Tampoco me gusto de ella la manía de poner a abogados del Estado, a funcionarios, al mando de todas y cada una de las instancias que le permitía la vicepresidencia y otras muchas en que lo consiguió por coacción o convicción de quienes veían en ella un soporte de sus ambiciones personales. El ejemplo máximo de que ello no siempre resulta fue el fiasco de su amigo González Echenique en RTVE que ni logro revertir la sangría economía del ente, ni logro hacer de RTVE un medio creíble, ni se impuso a la facción progre que manejaba los “consejos de redacción” de los informativos de la “casa”. Así acabo el engominado de los cuellos y puños duros, en la calle y sustituido por un profesional, José Antonio Sánchez, que ha demostrado saber de lo que hacía.

Acabó con el “grupo de los cinco”, los ministros Margallo, Soria, Ana Pastor, Arias Cañete y Fernández Díaz, aislando así, aún más, a Rajoy de otras opiniones que no fueran las suyas o de su entorno. Estos optaban por hacer política, además de gestión, y comunicación de la labor de partido y gobierno. Opción desatendida y que tanta culpa tiene en los últimos resultados del PP y la actual situación política.

Y todo ello mientras empleaba todo su empeño en ir socavando la posición del PP en el Gobierno, imputando los fracasos a este y los éxitos al otro, y su poder en el BOE para “pastelear” con el grupo PRISA en mor de conseguir ser el miembro del ejecutivo de Rajoy mejor valorado en las sucesivas encuestas del CIS, y todo para cumplir su ambición de sustituir a Rajoy.

Más todo ello podía quedar atrás y olvidado si al menos hubiera solventado con éxito la “cuestión catalana” en que tanto y tan mal se ha empleado.

Tanto que llego a anunciar- nunca lo hizo porque supondría alejarse físicamente de Rajoy, y todo el mundo en política como en física que el vacío tiende a ser ocupado por otro cuerpo- que pondría un despacho en Barcelona y que mantenía una relación excelente con Oriol Junqueras quien poco menos que le había asegurado que “no iba a pasar nada”. Todo ello en una apuesta personal que le empujaba a salir triunfante del envite de modo que unánimemente le auparan al puesto a que aspira y del que se cree más que merecedora que no es otro que el de Rajoy.

Pero claro lo malo no es que te engañen, aunque te deje cara de tonta, sino que, teniendo en su mano al espionaje español, el CNI, le colaran las “urnas chinas” del 1-O y la inacción interesada de los Mossos de Escuadra que dejaron el papelón a la Policía Nacional y Guardia Civil.

No había más que ver su mala cara aquella noche, sus pelos sin arreglar y su gesto desencajado mientras repetía que no había habido referéndum, cuantas más veces lo hacía menos se lo creía.

En fin, que su figura desde aquellos días anda de capa caída y no sería descartable, y a lo mejor deseable, que en una remodelación de competencias-Rajoy no es partidario de cambiar las caras- se le retirara el CNI y la política de comunicación. Si algo de ello pasara de aquí a 2018, y no es descartable, no pocos serían los que dejarían de llamar a su móvil o lo que es peor- para un político este es el mejor índice de la merma de su poder e influencia-a responder con presteza sus llamadas.

¿No les ha sorprendido, con la que estaba cayendo, lo rápido que acudió Rajoy a Galicia junto a Feijoo?

 

martes, 10 de octubre de 2017

Ganar sin despeinarse



 
Cuentan del Duque de Alba que viendo como masacraban a una sección de sus Tercios en Flandes se le acercó uno de sus capitanes reclamando actuar de inmediato y mandar tropas para socorrer a aquellos valientes. A ello el Duque respondió “caballero sois un magnifico capitán, pero nunca seréis un buen general”.

Desconozco si Rajoy tiene noticia de dicho suceso, pero su acción, o falta de ella, frente a la rebeldía de Puigdemont tiene paralelismos evidentes pues tan insigne general nunca iniciaba una batalla que no tuviera por ganada.

Y es que a Rajoy solo le vale la rendición o defenestración de Puigdemont.

Un movimiento de silla al que ayuda el desmoronamiento del “procés” por su propia base, la económica, a la vista del abismo económico iniciado con la huida de sus empresas más señeras como La Caixa ó Banco Sabadell. Una herida que se transforma en hemorragia al seguirles otras grandes y medianas como Abertis, Aguas de Barcelona, Colonial, MRW por solo mencionar algunas.

Al meneo económico está siguiendo el nacimiento de la inseguridad entre la base social. Una desazón que ha comenzado con la retirada de los ahorros y la apertura de cuentas fuera de Cataluña, que se acrecienta con las miradas a un lado y a otro de los que hasta anteayer se agrupaban entorno a la “estelada”.

Una mirada que trata de valorar la importancia de las primeras bajas, la contemplación de aquellos que ralentizan el paso quedándose atrás como la misma Ada Colau- esta chica está al borde de un ataque de nervios- con su última, y oportunista interpelación a Puigdemont diciendo que “los resultados del 1 de Octubre no avalan la independencia”, ¡ahora!

En este escenario Rajoy se ha resguardado tras las acertadas, firmes y concluyentes palabras del Rey Felipe VI y sostenido por la amplia movilización nacional entorno a la idea de España que tuvo su punto culminante con la masiva manifestación del pasado domingo 8 de Octubre en Barcelona.

El discurso de Felipe VI dotó a este movimiento de resistencia nacional de una autoridad que le confiere la figura del Rey, único que la ostenta en España de hoy en día y de la que carece Rajoy, porque nada tiene que ver la autoridad moral y respeto que inspira su majestad con el mando sobre Policía, Guardia Civil o Ejercito que tiene Rajoy.

Eso por la cúspide, pero es que la movilización social ha demostrado a propios y extraños que daban a la idea de España por muerta y enterrada que la nación está viva, que hay una amplia base social cuya movilización espontanea demuestra una fuerza, que, de canalizarse, puede llevarse por delante a los pusilánimes.

Tras todo ello se parapeta Rajoy, quieto mientras otros se mueven por él, remiso a utilizar el 155 de la Constitución y suspender la autonomía de la comunidad catalana.

Su inteligencia radica en que si aplica el 155 y detiene la secesión en su actual estado habrá gastado su última bala, mientras que si la rebelión se agota en sí misma Rajoy habrá ganado sin utilizar la cachiporra. Y conociendo a Rajoy es esto lo que prefiere el Presidente y lo que los rebeldes debieran aprovechar para, deponiendo a Puigdemont, poner a otro a la cabeza de la Generalidad con quien Rajoy pudiera negociar una salida incruenta.

Y mientras tanto Pedro Sánchez bailando la yenka, un pasito delante y otro detrás, entre  plurinacionalidad, dialogo y apoyo al 155, este chico está pidiendo a gritos que lo vuelvan a echar.

martes, 3 de octubre de 2017

Rajoy ante su Waterloo


Solo a Rajoy le corresponde decidir si será el victorioso Wellington o el derrotado Napoleón.

Tal vez ningún Presidente de Gobierno en España haya tenido que afrontar este desafío, pero para ello se presentó a las elecciones, en dos ocasiones pidió la confianza del Congreso y obtenido juro cumplir con las obligaciones del cargo, cumplir y hacer cumplir la ley.

En momentos como este se conoce el verdadero carácter de las personas y se retrata ante el conjunto de los españoles y, lo que le seguirá durante su vida, ante sí mismo al enfrentarse día a día a su imagen en el espejo.

Esta solo, sí, porque solo a él corresponde la responsabilidad de decidir si en España la Ley ha perdido su vigencia y si el más fuerte, el más audaz, se ha hecho dueño de la calle o si por el contrario el ciudadano puede seguir confiando en que la ley, juzgados, policías, el resto de ciudadanos y su Gobierno le amparan para que pueda seguir confiando en mandar sus hijos al colegio, que podrán transitar por las calles en la confianza de que nadie les hará daño y que a su vuelta para el almuerzo de lo que solo  tendrán que preocuparse es de las tareas y el próximo examen.

Y para recuperar la confianza del ciudadano solo hay un camino, aplicar el artículo 155 de la Constitución, suspender la autonomía catalana y, cuando se pueda, convocar nuevas elecciones autonómicas.

Ni por un momento se pueden mantener en sus cargos a los que dirigen la sedición. No puede dejarse en sus manos los instrumentos del poder, escuelas, policías autonómicos, etc. Mantenerlos sería renunciar a gobernar, es abdicar de la obligación que Rajoy asumió ante todos los españoles.

Por ello, y ahora, a él le corresponde decidir, asumir el desafío o abandonar porque España no puede esperar.

lunes, 25 de septiembre de 2017

Pedro, no es el de Rajoy el brazo que debes doblegar sino el de los delincuentes como Puigdemont



El desaparecido líder del PSOE, Pedro Sánchez, anda bastante calladito desde que los separatistas catalanes han echado los pies por alto, y para lo que dice mejor que se quedara mudo pues cuando habla sube el pan.

Sánchez a quien no se le conoce una buena acción ni una mejor palabra anda con el tema separatista bastante desaparecido para que el tema no lo degaste y lo poco que hace es para debilitar al gobierno de España que él, en su mezquindad y cortedad de miras, confunde con el del PP y Mariano Rajoy, ciego como esta por echar a este de la Moncloa e instalarse el y su rubia señora en tan palaciego enclave.

Pues como digo a Pedro Sánchez no se le conoce una buena acción y por tirar de memoria, y no muy atrás, hay que recordar que en Marzo de 2016, recen elegido Puigdemont presidente del gobierno autonómico catalán le faltó tiempo   para reunirse con él cuando ya había explicitado su voluntad secesionista y se había puesto en manos de la CUP para llevar a cabo tamaño desafío antes de que finalizara 2017.

Andaba por entonces nuestro amigo Pedro con aquello del “no es no, a ver qué parte no entienden” y faltaba poco para que sus camaradas lo echaran a patadas de la secretaría general del PSOE ante el abismo que les abría la mera posibilidad de unas terceras elecciones para formar gobierno en España.

No contento con ello, recientemente mando a sus acólitos del Congreso de los Diputados que votaran NO, ay que ver la manía de este hombre, a la propuesta de Ciudadanos a favor del Gobierno de España, no del PP, ante el desafío separatista. Ocasión en que muy dignamente se autoexcluyo, absteniéndose, la anterior portavoz socialista en tiempos de Rubalcaba, Soraya Rodríguez, a la que aún queda sensatez y recordó lo que por otro lado era obvio y es que lo que se defiende es la legitimidad del Gobierno de todos los españoles ante el delito de sedición que unos cuantos ponían en marcha contra la Constitución, el Estatuto de autonomía catalán, el reglamento de la asamblea parlamentaria catalana y la soberanía de todos los españoles. Pero claro se nota que Pedro falto a clase el día que dieron esa lección y luego aprobaría por su cara bonita.

Más llegado a este punto su traición es mayor si consideramos que las cuatro asociaciones de jueces y magistrados de España han declarado que Puigdemont, al ponerse enfrente de la legalidad, ha dejado de ser autoridad, cuando artistas, juristas y órganos jurisdiccionales se han manifestado avergonzados del acoso que se somete a Guardia Civil, Policía, Jueces y Fiscales por ejercer sus funciones de preservar el ordenamiento jurídico, sobre el que no está ninguna persona o autoridad, en defensa del interés común de todos los españoles.

Y ante ello ¿Cuál ha sido su última ocurrencia? pues pregonar a los cuatro vientos que el PSOE doblara el brazo de RAJOY y le obligara a negociar. NO el brazo del delincuente, no, el del Presidente del Gobierno que nos hemos dado los españoles para que ejerza esta función después de no una sino dos elecciones generales en las que, no hay que dejar de recordarlo, el candidato Pedro Sánchez cosecho los peores resultados para los socialistas, en la segunda ocasión peores que en la primera.

Y es que este es el recurso fácil de los “progres” atacar al que sabe que no te va a atacar porque están en juego intereses mayores que la mezquina ambición de Pedro Sánchez.  De la misma forma que los progres tratan de zaherir a los católicos en el convencimiento de que no devolverán el golpe, miren ustedes como nunca lo hacen con los musulmanes.

Pues bien, ese es el total resumen de la trayectoria de Pedro Sánchez, debilitar al gobierno de España, negarle la posibilidad o entorpecer el ejercicio las medidas que en su mano pone la ley para después criticar el que no resuelva el problema poniéndose al lado del pirómano en lugar del bombero.

Lástima de España si ha de caer en manos de tan desaprensivos gobernantes.

 

jueves, 14 de septiembre de 2017

¡Gracias Cristiano por plantar cara a Hacienda ¡


Habrá quien no lo entienda, pero 40 millones de españoles tendremos que agradecerle a Cristiano Ronaldo que haya plantado cara a Hacienda, que no se arrugara ni agachara la cabeza pagando 14 millones de euros MÁS, para evitar una multa y/o la cárcel. Y lo haremos por que de resultar absuelto habrá salvaguardado la igualdad de los españoles ante la ley y el principio de que Hacienda no siempre, casi nunca, lleva razón.  Cristiano Ronaldo

Lo primero es señalar que si Hacienda siempre llevar razón no habría necesidad de juicio alguno. El contribuyente pagaría su multa, lo que deba y según el caso iría a la cárcel. Y es que si Hacienda siempre tiene razón ¿para que queremos a los jueces y tribunales?, los suprimimos y eso que nos ahorramos ¿a qué no?
A lo que todos estamos sometidos es a la Ley, de cuyo monopolio interpretativo no son titulares exclusivos los Inspectores de Hacienda, para eso están los tribunales, pues los Inspectores son personas y se pueden equivocar, lo hacen y mucho, como demuestran el número de actas y liquidaciones que a diario se anulan en vía administrativa y judicial.

Lo segundo es que como muy bien dijo, él paga a “precio de oro” a unos asesores a los que encarga un trabajo muy especializado pues como señalo, “él no había pasado de sexto de Primaria”. Si eso es así y el contrato que suscribió con estos señores era para que gestionaran su situación fiscal ante Hacienda ateniéndose a la ley y no hubo mandato de Cristiano Ronaldo de que se la saltaran ¿Por qué se va a condenar a Cristiano Ronaldo? ¿Por una diferencia en la interpretación de una ley?, apañados iríamos el resto de mortales.
Por ello también habremos de agradecerle que se hagan responsables de sus actos, para mal o para bien, a aquellos que le asesoraron “a precio de oro” pues sería vergonzoso que firmando Cristiano Ronaldo, que no ha ocultado ningún ingreso, sino que ha pagado impuestos según donde le han dicho que se han generado los ingresos en cada caso, los que han cobrado por ello, por un trabajo muy especializado y muy bien pagado, se fueran de rositas sus asesores si se han equivocado.

Pues en estas dos cosas se resume todo el caso Ronaldo, por un lado, decidir si Hacienda tiene siempre razón, lo que iría en perjuicio de todos los españoles que estaríamos sometidos a una “dictadura fiscal”. Un sistema arbitrario en la que pondríamos en manos de los Inspectores de Hacienda nuestro Patrimonio y Libertad sin más límite que la buena voluntad de estos, su profesionalidad y por supuesto que su nómina no se viera afectada por no llegar a la productividad, liquidaciones y sanciones, que sus jefes les exigen para pagarles a final de mes los pluses establecidos.

Y es que en todo caso hay que recordar que Cristiano Ronaldo ha pagado Impuestos en España ¡y en otros lugares del mundo! Pero la Hacienda de España no se ha dirigido a aquellos países donde Cristiano ha pagado por ingresos que Hacienda de España considera que son de nuestro país para reclamarles esas cantidades. Claro, como nos vamos a enfrentar a la Hacienda de otras naciones que también tiene funcionarios y tribunales, ¡total que Cristiano pague dos o más veces por los mismos ingresos que para eso tiene dinero de sobra!

Por ello, y porque es un hombre que tiene medios y ha preferido enfrentarse a Hacienda porque cree que tiene razón, habremos de agradecerle, si sale absuelto, que con su dinero haya defendido al españolito de a pie que no tiene estos recursos ni esos asesores para enfrentarse a la todopoderosa Hacienda.
 
Y del bien que hizo la absolución de la Infanta Cristina sobre el conjunto de las parejas, conyugues y demás compañeros mártires de potenciales o presuntos delincuentes ya hablaremos otro día, pero la verdad es que evitó el principio del 2x1 en el procedimiento Penal para todas esas parejas que no, ni necesariamente, tienen por qué saber ni compartir qué hace su compañero de fatigas en este largo viaje que es la vida.

lunes, 11 de septiembre de 2017

¡Vivan las cadenas! los separatistas abdican de su cualidad de ciudadanos


Más que la caída de Barcelona a manos de Felipe V en 1714 parece que el 11 de Septiembre en la celebración de la Diada los separatistas catalanes rememoraran la jornada más bochornosa de la historia de España.

Tan nefasto hecho aconteció en 1814 cuando, a la vuelta del destierro de Fernando VII “el rey felón”, una parte del pueblo español, abjurando de su condición de ciudadanos ganada con la Constitución de Cádiz  volvió a reclamar la de súbditos, cuando desenganchando los caballos de su carroza y sustituyéndolos, tiraron de ella.

Nace la similitud de ambos actos en que la asunción y exaltación que se pretende hacer en la Diada de la consulta ilegal del 1 de Octubre supone la derogación del concepto nación como plasmación de la soberanía popular frente al absolutismo de un gobierno o una asamblea autonómica que incumplen las normas que se autoimpusieron como límite a la tiranía, la existencia de un patrimonio nacional frente a la rapiña de los Pujol y el 3%, etc.

Al igual que un ataque a la nación española, los separatistas que hoy se manifiesten en la Diada pareciera que se encaminan satisfechos hacia la desaparición del liberalismo político, única doctrina política que tiene como eje la libertad y autonomía de ciudadano, las libertades civiles, económicas y se opone al absolutismo, al despotismo ilustrado, a los sistemas autoritarios, dictatoriales y totalitarios.

Y oponerse al liberalismo político es tanto como hacerlo al Estado de derecho, a la democracia participativa y división de poderes que con sus salvaguardas impide que cualquiera de ellos derive en autoritario y someta al ciudadano español a la condición de súbdito.

Pues bien pese a que resulte duro admitirlo hoy se puede afirmar que un número significativo, puede que no mayoritario, pero si numeroso, de españoles que viven en Cataluña están predispuestos, como lo hicieron sus antepasados en aquella funesta ocasión de 1814,  a adjurar de los derechos que les son propios por su condición de personas libres y entregarse en manos del “príncipe” que de manera arbitraria y sin más límite que su capricho, el cumplimiento de su voluntad, gobernará sobre sus vidas y haciendas sin ley alguna ante la que someterse pues no estar sujeto al imperio de una ley que sea conocida por todos, aplicable a todos en condiciones de igualdad y que encuentre en un cuerpo de jueces independientes su salvaguarda.

Y aunque sea doloroso reconocerlo no cabe negar esta posibilidad cuando habiendo sido testigos del autoritarismo, el despotismo y el desprecio en el cumplimiento de las leyes, de la falta de respeto a las minorías que han ejercido la presidenta de la asamblea autonómica catalana, el gobierno autonómico y los grupos políticos que lo sustentan, miles de catalanes se han echado a la calle a apoyar con su presencia tal desatino sin siquiera tener la decencia de echar de la cabecera de la manifestación al portavoz de los asesinos de ciudadanos como ellos que vieron truncadas sus vidas en atentados como el de Hipercor o asesinatos selectivos como el de Ernest Lluch.

 

martes, 5 de septiembre de 2017

Pedro Primero Sin Tierra


Sumido en su irrefrenable afán de poder y en su, hasta ahora, insatisfecha ambición de ocupar la Moncloa anda en estos días el pobre de Pedro Sánchez ocupado en cómo salir lo mejor parado del lio en el que él solo se ha metido con lo de la polinación, la nación de naciones, todas las naciones son España o la última ocurrencia de que” al menos y por ahora” dentro de España hay tres naciones.

Ciertamente el papelón en el que él solo se ha metido me produce a su vez indignación, risa y compasión.

Indignación porque no es de recibo que, por mor de una ocurrencia, la búsqueda de un titular o el pago mercenario del apoyo recibido del PSC en su carrera a la Secretaría general del PSOE, se ataque al conjunto de la nación española. Una nación con al menos 500 años de historia, que es previa a la Constitución, a Pedro Sánchez. Una nación cuya unidad, libertad y defensa han asumido cuantas constituciones haya habido en España de desde la Pepa, constituyéndose como unidad política en la que se reconocen quienes habitan el territorio de España y que se agrupan entorno a un común gobierno que defiende la libertad e igualdad de oportunidades de quienes la integran.

Risa porque siempre causa hilaridad ver a cualquiera con un poco de autoridad tratar de salir de un charco en el que innecesariamente se ha metido solo y donde demuestra que no solo es igual sino inferior a cualquiera de los españoles del común en su incapacidad de reconocer que ha metido la pata y rectificar.

Y compasión, si compasión, al contemplar al pobre hombre que en búsqueda de notoriedad es capaz como aquel que quemo el templo de Artemisa en Efeso, una de las siete maravillas del mundo, con la única pretensión de pasar a la posteridad y cuyo nombre no es por nadie recordado y de hacerlo lo sería con desprecio por la ignominia cometida.
 
Pues de igual modo puede ocurrir que en su afán por alcanzar la cima de su ambición se encuentre que no ejerce autoridad ni dominio alguno sobre nada pues para alcanzar tan alta meta haya entregado los despojos de una centenaria nación a quienes, como la soldadesca que se disputaba las escasas pertenecías de Jesús a los pies de la cruz, solo tienen el mezquino deseo el de repartirse los bienes y legados que tanto nos ha costado conseguir a todos los españoles, pasados y presentes, sin importarles un pimiento el bien común y el progreso de los individuos que componemos la nación.

Por ello y si tan funesto vaticinio llegara a alcanzarse, esperemos que no y que como Bismarck opinaba la nación española sea tan fuerte que ni los españoles seamos capaces de destruirla, Pedro Sánchez habría logrado auparse a la historia con el merecido sobrenombre de Pedro Primero Sin Tierra.

miércoles, 12 de julio de 2017

Podemos y su “ministerio de la verdad”


Parecía que la advertencia de Orwell en “1984” nos vacunaría de los excesos del comunismo y su tendencia irrefrenable hacia el conductismo social de la cuna a la tumba. Pero en los tiempos que corren varias generaciones ágrafas y acríticas, hijas de la LOGSE, seguramente ni han leído el libro y de leerlo no sabrían de que habla más allá de unos cerdos que se comportan con sus congéneres del mundo animal como verdaderos cochinos y que se aplican aquello de que “todos somos iguales, pero algunos más iguales que otros” como si de Irene Montero o Pablo Iglesias se tratara.

Lo anterior viene al caso sobre una de esas figuras de que nos prevenía el autor británico en su conocida obra, el “ministerio de la verdad”, que a su imagen y semejanza está montando la “viejecita” comunista Manuela Carmena con sus secuaces en la villa y corte de Madrid.

Pomposamente se auto titulan “Unidad de Gestión de la Diversidad” y en su breve, pero intensa vida ha trasladado una docena de denuncias a la Fiscalía madrileña. Según sus promotores la unidad de la policía municipal de Madrid tiene el objetivo de luchar por garantizar la igualdad y perseguir los delitos de odio. De por sí, y formulado así, no habría nada que objetar.

Lo preocupante es que de lo que se deduce de las actuaciones que se le conocen actúan por iniciativa propia sin que medie denuncia alguna con lo que se atribuyen el papel de censores definiendo que es delito o falta en tan delicada materia.

Eso es peligroso y la antesala del totalitarismo, con la imposición del mensaje único, la verdad rebelada y ello porque la lesión del bien subjetivo no se aprecia por la denuncia del que se sienta agraviado, y mire usted que en estos tiempos las sensibilidades están a flor de piel, sino que vendrá establecida por lo que las autoridades podemitas señalen como reprobable.

Ello dará carta blanca a la represión de ciudadanos libres, asociaciones y después grupos políticos que verán mediatizada su libertad de expresión, que no podrán desviarse de lo política y unilateralmente impuesto como correcto por unos pocos a los que nadie ha atribuido de dicho poder.

Rebelémonos ante ello o más pronto que tarde y a través del adoctrinamiento en las escuelas con el “catecismo rojo” veremos a padres denunciados por sus propios hijos encaminarse a los “campos de reeducación”. ¿Ciencia ficción? No están tan lejos los tiempos en que por China campaban a sus anchas los “jóvenes guardias rojos” de la revolución cultural. Por esta España nuestra parece que algunos añoran las camisas cuello Mao, el pañuelo rojo al cuello y blandir el librito de citas del gran timonel que ahora serian de Pablo Manuel ¿habremos aprendido algo?

 

viernes, 7 de julio de 2017

Ese Pedro enamorado de la Luna nacionalista


Pervive entre los españoles un peligroso virus que nace de la inmadurez, la ignorancia y la vagancia intelectual como es el creer que las cosas se arreglan porque así lo diga una ley.

No habría porque remontarse tanto como a la pomposa proclama de “abolición de la guerra” que recogía la Constitución de la II República para entender que la letra de una norma va por un lado y la realidad puede darle la espalda multitud de ocasiones cuando no siempre. Y es que en nuestro vigente texto constitucional del 78 se proclama el derecho al trabajo, a una vivienda digna y al uso del español y no hace falta ser un lince para ver que dichos preceptos no se cumplen en el día a día.

Como digo este “virus” intelectual no tendría mayor importancia si afectara a una minoría de españoles, que ha habido siempre, a los que, por puro papanatismo, infantilismo o pura ignorancia provocada o querida, sus entendederas no les fueran suficientes para distinguir los buenos propósitos de la cruda realidad. El problema se torna serio cuando se usa por populistas para exacerbar los ánimos de los defraudados por la fortuna o cuando afecta a líderes de formaciones más o menos serias y que pueden influir, para bien o mal, en el porvenir de una nación como es España.

Pues bien, este virus parece haber afectado a Pedro Sánchez cuando fía la solución del “problema catalán” a una reforma constitucional que reconozca un concepto, del que se desconoce el contenido, como es la nación plurinacional.

En descargo de Pedro Sánchez hay que señalar que no ha sido el primero en vivir de esa ensoñación. Antes que él otros dirigentes del PSOE enarbolaron como concepto sanador el de la España Federal, entendiendo que en ello los nacionalistas vascos y catalanes, y detrás les vendrían baleares, gallegos, valencianos y los del catón de Cartagena, se encontrarían cómodos.

El problema de tales ensoñaciones está en el error del que parten que no es otro que el desconocer que la naturaleza, esencia, del nacionalismo es la eterna insatisfacción. Y de ese error nace otro mayor que no es otro que el creer que la parte es más importante que el todo.

Un todo que representan el conjunto de los españoles. Pero es que además con ello los que se proclaman “la izquierda” con esta argumentación y acción política renuncian a sus orígenes y lo que debiera ser su esencia pues no hay nada más moderno, revolucionario y progresista que la igualdad de todos los ciudadanos con independencia de donde vivan. Algo tan consustancial a los marxistas, la izquierda, que se refleja en su propio himno “la Internacional” que entre otras cosas proclama “El género humano es la internacional” y “Basta ya de tutela odiosa, que la igualdad ley ha de ser: No más deberes sin derechos, ningún derecho sin deber.

Por eso este ensimismamiento, similar al del toro de la copla que todas las noches abandonaba la manada para ir a ver su enamorada luna, no va a traer nada bueno. Si acaso, desengaño y melancolía, pues al igual que el escorpión, el nacionalismo no puede renegar de su naturaleza y si no se encuentra “cómodo” en un Estado tan descentralizado como el de las Autonomías menos se sentirá en una organización federal que no olvidemos se basa en la igualdad de todas las partes y primacía del Estado federal.

Claro que al final lo que resuma de todo esto pudiera ser algo que le reprochan al PP, haber denunciado ante el Tribunal Constitucional el último estatuto de Cataluña. Y es que, aunque este alto tribunal declaró que buena parte del mismo era contrario a la Constitución de todos los españoles, al PSOE le pase como alguno con los cuernos, que no sabiendo que los llevan no les duelen.  

lunes, 3 de julio de 2017

Las armas robadas en Portugal aumentan exponencialmente la amenaza terrorista


El pasado viernes conocimos que el jueves se había producido un robo de armamento en el arsenal del ejercito portugués situado en Tancos. La noticia, de por si grave por producirse en una instalación militar que se supone bien vigilada, se ha agravado cuando por el español hemos conocido la relación de armamento sustraído.

De entre todos ellos destacan por la seria amenaza que suponen los 44 lanzadores antitanque M72 LAW.

El M72 LAW (por sus siglas en inglés: Light Anti-armor Weapon o Light Anti-tank Weapon) es un lanzacohetes antitanque de 66 mm, descartable y de un solo disparo, diseñado en los Estados Unidos.

En 1963 el M72 LAW fue adoptado como el arma antitanque principal del Ejército de los Estados Unidos y del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos reemplazando a la Bazooka.

Este tipo de arma consiste en un cohete contenido dentro de un tubo doble, uno interno y otro externo, que actúan como el lanzador. El tubo externo protege herméticamente del exterior al cohete y el mecanismo de disparo; además, es donde se encuentran el gatillo, el alza y el punto de mira. El tubo interno contiene el percutor y es extendido desde el tubo exterior cuando se va a disparar, alargando el arma. Una vez que esta acción se ha llevado a cabo, el lanzacohetes pierde sus propiedades herméticas y ya no es a prueba de agua, aunque se devuelva a su posición original.

Al disparar, no hay un empuje significativo hacia atrás. Una vez fuera del tubo, el proyectil extiende seis aletas por la parte trasera para estabilizarse durante el vuelo. Una vez disparado, el M72 ya no es útil y puede ser desechado.

Su peligrosidad radica en que es fácilmente ocultable, de fácil manejo, portable por un solo individuo, siendo capaz de penetrar cualquier blindaje de los vehículos especiales de nuestros cuerpos de seguridad, Policía y Guardia Civil, y de los coches blindados de nuestras autoridades además de penetrar sin dificultad paredes cualquier edificación que no sea un bunker.

Por ello la amenaza ha aumentado muy considerablemente contra cualquier autoridad que no estará salvaguardado por el blindaje de su coche, medios de transporte colectivo como autobuses, trenes, etc.  o reuniones de ciudadanos en edificios o instalaciones con escasa protección.

Aparte supone dotar a los terroristas de unos medios de los que antes carecían, acostumbrados como estábamos a explosiones o ametrallamiento tendremos que convivir mientras los encuentran, esperemos que sí, con una amenaza que a lo mejor justificaría el elevar el nivel de alerta. Seguro que de ello se habla y mucho en la reunión que en el día de hoy está teniendo lugar en Sevilla entre los responsables de Interior de España, Portugal, Francia y Marruecos.

jueves, 29 de junio de 2017

No te quejes de los impuestos, quéjate de los gastos públicos


Andamos estos días revolucionados con el pago del Impuesto sobre la Renta y el dato de que en España trabajamos 178 días de los 365 del año para pagar impuestos.
Tras el eco de estas noticias son muchos los que claman por una bajada de los impuestos y a ello se apunta impúdicamente Ciudadanos-que exigió para apoyar los presupuestos de 2017 aumentar en 2.000 millones el techo de gasto- siempre atento a por donde sopla del viento. Pero mi pregunta es ¿Por qué no empezar por bajar el Gasto Público?

Y es que en el 2016 el Estado gastó 351.000 millones de euros frente a solo 300.000 millones de euros de ingresos lo que hace un déficit anual de 51.000 millones de euros que debemos pedir prestado a otros para mantener nuestro ritmo de vida. Deuda anual que explica que España tenga una Deuda Pública de 1.106.952 millones de euros, más de tres veces lo que ingresamos al año.

Por eso antes de plantearnos bajar los impuestos debemos plantearnos en que vamos a recortar, ¡Sí los famosos RECORTES!

Y la cosa no es fácil ni indolora. Por lo pronto en lo que más gastamos es en Pensiones.  9.200.000 pensionistas que nos costaron 135.000 millones de euros en 2016 por lo que cada euro que aumentemos sus pensiones en el futuro nos costaran 9,2 millones de euros al año. Es lo que tienen los grandes números que en este caso se refieren a los jubilados, viudas, huérfanos, discapacitados, etc.

Como siempre podríamos irnos al clásico ¡tanques por mantequilla! Pues les diré a estos nostálgicos que íbamos a arreglar poco, 5.734 millones de euros, mucho menos de lo que gastamos en prestaciones por desempleo, Policía y prisiones, sueldos a funcionarios o pago por intereses de la deuda pública y menos de los que gastamos en investigación (6.400 millones), si en INVESTIGACION.

Claro que se podría reducir, pero entonces el cachondeo de las patrulleras gibraltareñas a nuestros pesqueros iba a ser diario, y solo estoy hablando de la Gran potencia de la evasión fiscal y del contrabando que es el gobierno de la Roca gibraltareña.

Pues si es difícil por el lado de los gastos, no le digo nada por el de los ingresos. En los presupuestos generales para 2016 los beneficios fiscales, lo que determinados colectivos, aunque tengan renta dejan de pagar, suponían 34. 498 millones de euros, mucho ¿verdad? beneficios fiscales 2016

Tal vez usted estará pensando en que quitando esas exenciones se arregla el problema del déficit público pero cuidado ¿no será usted uno de los beneficiarios? Y si no lo es ¿quitaría deducciones a los discapacitados, las familias numerosas, la compra de la vivienda o a los viejecitos? Porque en estas cosas nada es gratis y siempre afecta a alguien, alguien al que usted puede conocer o creer que merece protección. Usted como yo. será persona sensible y habrá pensado muchas veces ante una situación de necesidad, piense en los enfermos de Hepatitis y su carísima vacuna, ¿y esto porque no lo paga el Estado? Porque al final el Estado eres tú y lo pagas de tus impuestos.

De nuevo y por el lado de los Gastos nos quedan el otro descubrimiento progre ¡Quitemos los coches oficiales! Aquí no le puedo dar cifras, pero pensando que nos cuestan lo mismo que los Altos cargos- entienda que meto el coste del vehículo, combustible, y sueldo del conductor- estaríamos hablando de 633 millones de euros de nada, el chocolate del loro, porque digo yo que en su lugar habría que pagarles el bonobus, el taxi o la bicicleta.

Así que esbozado lo complicado y doloroso del tema, estimado amigo la próxima vez y antes de pedir bajada de impuestos piense que gastos vamos a eliminar o recortar.

 

viernes, 23 de junio de 2017

Solo puede quedar uno


Pedro la única premisa que tiene clara es que ÉL es la izquierda y que su apuesta es ganarle el terreno al otro gallo en este gallinero de la "verdadera" izquierda que es Pablo Manuel Iglesias.

Ya de por si ,esta es una apuesta perdedora y lo es por tres motivos de los que por mucho que se le repite no termina de entender, cosas de creerse ÉL más guapo y listo de la clase.

Por lo pronto las elecciones no se ganan en la izquierda. Desconfía Pedro de lo que los españoles decimos en las encuestas. Si algo aprendimos en 40 años de dictadura y en los siguientes de democracia es a ser desconfiados y mentir como bellacos cuando alguien nos pregunta sobre nuestras opciones políticas. ¿Si la mayoría, según el CIS, se define de izquierdas como es que sigue ganando el PP y PSOE+Podemos no suman mayoría? Por ello abandonar el centro a Ciudadanos y al PP es un regalo que nunca podrán agradecerte Rivera, que ve agrandar su campo por la izquierda y Rajoy que tiene quemaduras en las manos de tanto frotarlas ante la contemplación de tus desvaríos.

Si esto no fuera suficiente la apuesta de Sánchez es una “suma cero” pues al pelearse por el mismo electorado la suma de PSOE y Podemos no aumentara, premisa necesaria para ser opción de gobierno.

Y si faltara algo “Pedro cariño mío”, de nada te servirá dejarte coleta y abandonar esa inmaculada camisa blanca para adoptar el desaliño escénico porque entre la copia y el original siempre ganara este. Con el proceso adaptativo a que estas sometiendo al Psoedemos, tu transfiguración provocara el abandono de aquellos que te vieron como líder y ahora contemplan tu papel de perrito faldero, pero hombre si hasta te vacila el maletilla especulador Ramón Espinar con eso de "Pedro Sánchez no se ha ganado todavía a Podemos", ¿Qué va a quedar de ti?

Por ello en esta competición de egos y machos alfa por el predominio de la izquierda solo puede quedar uno y cuando acaben de darse besos envenenados, navajazos dialecticos y desplantes escénicos la izquierda va a quedar hecha un erial con lo que tenemos Mariano Rajoy  para rato.