martes, 22 de diciembre de 2015

Tras las elecciones la solución está en tener altura de miras y generosidad, los peligros en los egos y las prisas.



Las elecciones del 20 de Diciembre han traído un reparto de escaños diabólico para lo que estábamos acostumbrados. Este reparto hace muy difícil formar gobierno aunque no es imposible si bien requerirá renuncias de todos.

Lo primero para resolver este lio es cambiar la actitud y ante el desbarajuste dejar de ver un problema y ver una oportunidad, la oportunidad de estructurar España para los próximos 20 años con decisiones apoyadas por todos y que aseguren un futuro de desarrollo y prosperidad para todos en temas como las pensiones, la educación, el empleo y la justicia.

Temas como el futuro de las Pensiones, la Educación, la Justicia o bien no han sido resueltas por el gobierno de turno o cada gobierno ha deshecho lo del anterior  sin solucionar nada.

Por ello la actual situación en la que es imposible el gobierno de uno solo y se requiere al menos la participación de tres es la ideal para adoptar decisiones sobre estos temas fundamentales, y otros, que sean compartidas y asumidas por todos de manera que aseguremos su pervivencia en el futuro y aseguremos su éxito y pervivencia.

Y ¿cómo llegar a ello? Formando un gobierno tripartito PP-Ciudadanos- PSOE que no estuviera presidido por Rajoy

Primer tema ¿Por qué no Rajoy?, y conste que yo lo he votado.

El gobierno no puede presidirlo Rajoy porque no ha ganado con mayoría suficiente las elecciones y no puede pedirse, al PSOE que vote para presidente a Rajoy y asuma el coste de apoyar a un gobierno que presida el anterior, en este caso Rajoy. Se puede pedir al PSOE que asuma coste y desgaste por su decisión pero no todo y más cuando aliándose con Podemos, IU y Ezquerra de Cataluña podría gobernar, aunque a medio plazo eso le llevara a desaparecer.

¿Y entonces quien presidirá el gobierno? Lo lógico, aunque a mí no me gusta,  es que lo presidiera Soraya de Santamaría con Pedro Sánchez y Albert Rivera de Vicepresidentes políticos.

¿Por qué Soraya? Es del PP, partido que ha ganado las elecciones, tiene experiencia de gobierno y no está afectada por casaos de corrupción y hasta ahí puedo leer.

Este acuerdo desde luego debiera ser para cuatro años, la cabeza de Rajoy no se puede entregar sino es por un pacto de Legislatura.

Las ventajas de este acuerdo serian

1.- Estabilidad para España

2.-Sentar las bases para una reforma del sistema electoral, con por ejemplo la introducción de la segunda vuelta en las elecciones municipales o la ampliación del número de Diputados lo que aumentaría la proporcionalidad con el número de votos y ¿Por qué no? la desaparición del Senado cuya existencia no puede justificarse en que “solo cuesta 50 millones de euros a año”, si no sirve para nada mejor que desaparezca aunque nos saliera gratis.

3.- Reforma del sistema de Pensiones, Pacto de Estado para la Educación y la Justicia. Asegurando para la educación una ley que fuera aceptada por todos y estable en el tiempo y para la Justicia recuperando la elección del Consejo General del Poder Judicial en 2/3 por los mismos jueces.

4.-Reforma laboral que favorezca el empleo indefinido, la formación continua y la mejora de las rentas de los trabajadores por la ganancia de productividad.

Nada más que esto ya merecerían los 4 años de estabilidad. Si a ello añadimos que ofreceríamos un pacto muy amplio (253 diputados de 350) frente a las reivindicaciones de los separatistas catalanes y vascos creo que tal pacto sería acogido con satisfacción por la inmensa mayoría de los españoles.

Y ahora que se opone a este pacto, ya lo hemos dicho, los egos y las prisas ¿de quién?

Rajoy sería el primer damnificado al exigirse la renuncia, pero ha alcanzado la máxima aspiración de un político que es presidir el gobierno de su nación con unos resultados más que aceptables y que en el futuro se le reconocerán más que ahora. Me desilusionaría si por el bien general no diera ese paso atrás.

Pedro Sánchez, aquí veo el 90% del problema, y es que es duro renunciar a ser Presidente del Gobierno (como puede serlo apoyado por Podemos y ERC) aunque fuera flor de un día pues estoy seguro que las concesiones territoriales que le exigirían y las desavenencias internas sobre el modelo territorial y económico llevarían a la práctica desaparición del PSOE en el futuro. Por esos, y para compensar dicho “sacrificio”, es por lo que Rajoy no puede presidir este hipotético gobierno.

Y aquí quiero hacer un aparte. Soy de la opinión que a Pedro Sánchez le beneficia más Rajoy presidente que Soraya. ¿Y porque? Rajoy tiene 60 años, estas serían sus últimas elecciones, se vería sometido a una legislatura de desgaste y el próximo candidato del PP se tendría que forjar fuera del Gobierno y en buena parte enfrentado a él porque no estaría ejecutando el programa del PP.

Sin embargo si por cobrarse la cabeza de Rajoy le da la oportunidad a Soraya esta puede constituirse en una alternativa creíble, que aúne juventud, experiencia de gestión y no estar en ningún caso de corrupción. Con ello Pedro Sánchez estaría ayudando a fabricar el próximo candidato del PP con el añadido de que es mujer. 

Albert Rivera, es quien está tratando de gestionar sus resultados sin asumir demasiados costes. ¿Por qué? Anunciando su abstención y solicitando la abstención del PSOE está metiendo presión a Pedro Sánchez tratando de eludir la suya. Y eso porque si el PSOE se abstiene se pone al mismo nivel de Ciudadanos y no podrán acusarles de “muleta” o “marca blanca” del PP.

Pero es que además  se formaría un gobierno del PP en minoría, abocado a una legislatura de desgaste del PP y de Rajoy como su presidente. Un periodo en el que el PP no podría elegir otro presidente ni candidato pues supondría debilitar aún más a su Presidente del Gobierno. Quemando la opción del PP para muchos españoles  se reforzaría Ciudadanos como opción de centro y tendría más apoyo en el futuro.

Por ello y para neutralizar los efectos perversos de ese apoyo a un gobierno minoritario y solidarizar los costes es por lo que la mejor opción es la de un gobierno PP-PSOE-Ciudadanos, que no deja de ser muy complicado

Publicar un comentario