jueves, 22 de octubre de 2015

¿Es España un lugar atractivo para abrir empresas? Así nos ve el Banco Mundial (IV) Transmitir y registrar una propiedad


El registro de propiedades en España se rige por la misma normativa en todo el país. Transmitir una propiedad en España requiere de media de 5,1 trámites, tarda 16,8 días y cuesta el 7,9% del  valor de la propiedad. En la Unión Europea, de media son necesarios 5 trámites, 26,5 días, pero a un coste inferior, el  4,5%.

Dentro de España es más fácil transmitir una propiedad en Madrid [1] con 5 trámites, 12, días y a un coste del 6,1%, y más difícil en  Galicia con 5 trámites, 21 días y un coste del 10,1%.

Las diferencias radican en el tiempo por los distintos plazos de resolución en los Registros de la Propiedad de una u otra localidad y en el  coste del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), que va desde el 6% en Madrid y Navarra al 10% en Asturias, Cataluña, Comunidad Valenciana y Galicia.

En cuanto a los trámites, comunes a toda España, el proceso empieza cuando el comprador solicita los servicios del  notario y este solicita de forma simultánea la información registral  y la descripción catastral. Luego, el notario elabora la  escritura pública y cita a los interesados para su firma. Con la firma se produce la transferencia de titularidad y el notario presenta la escritura de manera telemática ante el registro de la propiedad. A continuación, el comprador abona el Impuesto sobre Transmisiones  Patrimoniales (ITP) en la consejería de hacienda de la comunidad autónoma. Finalmente, se inscribe la propiedad a nombre del comprador, entregándole una copia de la escritura.

El tiempo necesario para completar los trámites varía entre 12,5 días en la Comunidad de Madrid  a los 21 días en Vigo. La inscripción de la escritura es el trámite que conlleva más tiempo, tardando 11 días de media. El tiempo de respuesta está por debajo del plazo legal de 21 días naturales en todos los registros, pero es superior a otros países. En Reino Unido la inscripción de la transferencia en el registro de la propiedad tarda medio día si el trámite se efectúa telemáticamente y 7 días si la documentación está en papel.

Además se observan diferencias entre los registros españoles, ya que la inscripción tarda desde 7 días en Logroño hasta los 14 días en Vigo. Estas diferencias no parecen deberse al volumen de compraventas o al número de registradores. Abogados y gestores mencionan que las diferencias están relacionadas con la gestión de cada registrador —posiblemente el número de personas que contratan y las pautas internas de cada oficina— ya que los tiempos de respuesta pueden variar incluso de un registro a otro dentro de la misma ciudad.

El coste de transmitir una propiedad varía desde el 6,1% del valor de la propiedad en Madrid y Pamplona al 10,1% en Gijón, Barcelona, Valencia y Vigo. El principal coste es el Impuesto sobre las Transmisiones Patrimoniales (ITP), que representa el 99% del total. La ley estatal establece el 6% como tramo fijo en toda España —menos en Ceuta y Melilla que gozan de una bonificación del 3%— y un tipo variable que determina cada  comunidad autónoma. En Andalucía, Cantabria, Castilla y León, Extremadura e Islas Baleares la tasa es variable y proporcional al valor de la propiedad, mientras que en el resto se establece un porcentaje fijo sobre el valor de la propiedad.

Por ejemplo en Andalucía, el porcentaje asciende en escalones desde el 8% al 11% del valor de la propiedad.

En la transmisión de la propiedad también se paga el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU) conocido como “plusvalía” y regulado por la Ley Reguladora de las Haciendas Locales. Se trata de un tributo gestionado por el  Ayuntamiento y normalmente lo paga el vendedor dentro de los 30 días hábiles desde la fecha de la escritura.

En las 19 ciudades analizadas, el impuesto sobre la plusvalía varía del 0,6% del valor de la propiedad en Bilbao al 4,8% del valor de la propiedad en Barcelona, Murcia y Zaragoza representando de media  el 3,5% del valor de la propiedad.

De todo lo anterior se concluye que si bien el proceso es común a toda España se podrían reducir,  hasta un 50%,   los plazos mejorando el funcionamiento de los Registros de la Propiedad  copiando a los de Logroño y los costos se podrían reducir si se ajustaran a la baja las tarifas del Impuesto de Transmisiones y de Plusvalía (al 6% en un caso y al 0,6% en el otro).

 



[1] Excluimos Ceuta y Melilla por estar sometidas a trámites especiales y un régimen fiscal singular
Publicar un comentario