martes, 20 de octubre de 2015

El PSOE renuncia al pleno empleo y apuesta por hacer trampas a las estadísticas del paro


La reciente propuesta del PSOE de crear un impuesto finalista para pagar las pensiones es un ejemplo más de cómo el PSOE ha perdido la fe en que un gobierno socialista pueda llevar  al pleno empleo en España. Y visto lo conocido de su programa no le falta razón.

Pleno empleo del que gozan países como Reino Unido, Austria, Alemania, Dinamarca... ¿y porque no España?

Analicemos el impuesto finalista para pagar las pensiones. Siempre he desconfiado de los impuestos finalistas pues nunca responden a lo que se crearon, ni el de circulación se destina a conservar las carreteras ni el del alcohol a prevenir el alcoholismo, y es normal que así sea por el principio de “caja única” de los ingresos del Estado y las necesidades que se deben fijar en los Presupuestos.

Aparte de ello, el mejor remedio al déficit de la Seguridad Social y de la sostenibilidad de las pensiones no viene de un nuevo tributo si no de ampliar el número de cotizantes a la Seguridad Social.

En España hay 4 millones de parados, si se colocan 3 millones, dejando la tasa de paro en el 7% las cuentas de la Seguridad Social estarán cuadradas. Por un lado por el incremento de ingresos por cuotas a la Seguridad Social y por otro por los menos gastos a afrontar por las prestaciones por desempleo.

Pero es que no debemos conformarnos con ello. En España la tasa de actividad, el número de aquellos que estando en edad de trabajar lo hacen o están dispuestos a ello es inferior a la alemana, sueca o británica y hay que hacer que las mujeres se incorporen plenamente al mercado laboral para atajar esa brecha. Con ellas plenamente incorporadas se mejoraría el número de empleados y afilados dando un respiro a las cuentas de la Seguridad Social.

Es por ello que ante la ausencia de propuestas del PSOE en rebaja de cotizaciones, de mejoras de la conciliación laboral y familiar, deduzco que se ven incapaces de gobernar España hasta metas a las que debemos aspirar como es la del Pleno Empleo. Y si es así ¿para que se presentan?

Tema aparte es la trampa que le quieren hacer a las estadísticas del paro argumentando una ampliación de la escolarización obligatoria hasta los 18. Estando la edad legal para trabajar a los 16. ¿No han caído ustedes que con ello sacarían 860.000 jóvenes  de las estadísticas del paro?

 

 
Publicar un comentario