miércoles, 2 de septiembre de 2015

La demografia y el futuro de las pensiones “enfrian” el independentismo vasco


A más de uno sorprendera que con la que esta cayendo desde el año pasado con la consulta soberanista, el proceso separatista y las elecciones del 27 de Septiembre en Cataluña sin embargo a los independentistas vascos no se les oye decir ni pio.

Pues es así, ni Bildu, ni PNV han levantado en este tiempo la patita para reclamar “¿Y de lo mio qué?”

¿Y porqué?

Pues la razón pudiera estar en que estos, los vascongados, parecen más sensibles a los números que sus compañeros catalanes que por cercania al Mediterraneo parecen más llamados a la lírica.

Y es que las tres provincias vascas se enfrentan a un preoucupante futuro que tiene mucho que ver con su demografia, su envejecimiento, y el sostenimiento de sus pensiones.

La población de la C.A. de las tres provincias vascas disminuirá entre 2013 y 2026, en solo 13 años, en 101.000 personas.

El crecimiento natural presentará saldos cada vez más negativos por el aumento de las defunciones y el fuerte descenso de los nacimientos. En lo que respecta al saldo migratorio, se estima que será de -50.000 habitantes, cifra similar a la del decrecimiento natural.

Y lo más preocupante es que se estima que la población de 20 a 64 años, aquellos que estan en edad de trabajar, pierda 195.000 personas, un 15%, en estos 13 años, mientras la población de 65 o más años, aquellos que perciben las pensiones, podría aumentar en más de 110.000 personas, por lo que su peso llegará al 26,5%.

Son estos datos los que han llevado a los “lideres” separatistas a poner la sordina en sus reclamaciones secesionistas y no una repentina amnesia.

Si a ello añadimos que en las tres provincias vascas las pensiones son las más altas de España y que la “caja de las pensiones” vasca acumula desde 2005 un deficit de 6.000 millones de euros, igual al presupuesto anual del gobierno autonomico vasco, creo que tendremos una razón de peso para justificar la actual situación de “prudente silencio” o estar a la espectativa pues podria darse el caso que el peso del pago de sus pensiones futuras venga a recaer en los esforzados pobladores del resto de España.

Quien quiera ver en estos datos fabulaciones o interpretaciones tendenciosas decirle que su fuente es el Eustat o instituto vasco de estadisticas y la piramide  demografica que ilustra el artículo encabeza el estudio de proyecciones demograficas hasta 2026 que ha elaborado.

Por lo menos nos queda el consuelo que algunos han entendido que no es lo mismo prometer que dar trigo, que pena que esa pedagogia no se extienda.
Publicar un comentario