jueves, 29 de enero de 2015

La Libertad es sobre todo Responsabilidad ante las consecuencias de nuestras acciones. Los Griegos son libres de no pagar su deuda como los alemanes...y los españoles de no prestarles un euro más.


De nuevo el voluntarismos, el buenísimo, el “Si se puede”, como manifestación de como con solo verbalizar un deseo este se cumple al instante está a punto de profundizar aún más la tragedia griega.

En España ya lo pasamos con Zapatero pero parece que la experiencia no nos vacuno del todo frente a los “experimentos”.

La elección y formación del nuevo gobierno griego está llevando a la práctica los peores presagios que se cernían sobre la economía griega. Freno a las privatizaciones, aumento de funcionarios, aumento del gasto público (no otra cosa es regalar la luz, el agua y otros suministros a parte de la población) son sus primeras medidas. Y no estarían mal si lo pagaran con su dinero.

Pero no, claro, entre otros a España nos deben 25.000 millones de euros. Lo mismo que hemos incrementado los españoles el PIB de nuestra nación en 2014 con nuestro trabajo, sacrificio y esfuerzo. Pues bien  estimado lector si no nos devuelven ese dinero  hágase a la idea de que en el 2014 no es que trabajara para la Agencia Tributaria española, es que ha estado trabajando para que se lo gasten los griegos.

Y es que hay quienes todavía no se enteran delo que es el déficit y su contrapartida la deuda.

El déficit supone que un país, como España, con sus recursos no puede pagar sus servicios públicos. España necesita que nos presten aproximadamente un 3% anual de su PIB para poder pagar los sueldos de los funcionarios, la educación, la sanidad, las carreteras, etc.

Y eso lo financiamos endeudándonos. Así y no de otra manera hemos llegado al 100% de deuda respecto al PIB.

Pues bien si eso pasa en España extrapolen a lo que pasa en Grecia donde la deuda es del 170% del PIB.

Y lo que esta diciéndonos el nuevo gobierno Griego es que no piensa reducir su nivel de vida, que lo va a aumentar y que no va a pagar las deudas que eso le genera.

Pues bien son libres de hacerlo. Pero de igual manera el resto de europeos y sus gobiernos tenemos la libertad y debemos tener la responsabilidad de no prestarles ni un euro más. Por lo pronto a cada español el que Grecia no le devuelva lo prestado le supone 700 euros, en mi casa eso supone 4.200 euros y les puedo asegurar que no me sobran.


 
Publicar un comentario