miércoles, 28 de mayo de 2014

Arriola igual va a enseñar a hablar al oso o como Rajoy ha empezado a ganar las elecciones generales. Segundo capítulo: Operación meter el miedo en el cuerpo al abstencionista de centro, centro izquierda y derecha

Como comentaba en el primer capítulo al PSOE se lo han comido por el centro y su izquierda como a un salchichón y en esa operación ha tenido importancia mayúscula el producto de marketing que es “Podemos”. Y con este “medicamento milagro” a todos los males de la crisis y bálsamo de todas las frustraciones  de miles de personas van a acabar los mismos que lo levantaron, los medios de comunicación y el propio Pablo Iglesias.

Que es un producto de marketing no hay más que comprobarlo viendo el logo con el que ilustraba las papeletas de votación de la formación, la imagen de Pablo Iglesias. Sin imagen no es nada, y esa imagen es muy delicada y muestra muchas aristas cuando se la somete a un escrutinio público.

Y ese escrutinio ha empezado nada más cerrarse las urnas. Hoy los grandes medios de comunicación escritos, radios y televisiones están analizando pormenorizadamente al personaje y, algo que ninguno de los que lo ha votado ha hecho previamente, las propuestas de su programa. Y dan miedo, la Venezuela de Chavez y Maduro nos iba a parecer el país de las maravillas comparado con esta utopía en la tierra con, entre otras cosas, un marcado tinte totalitario y excluyente de los que no piensen como él.

http://www.abc.es/espana/20140527/abci-programa-podemos-iglesias-201405271044.html

En cuanto al personaje, ha sido abrir la boca y empezar a meter la pata. No hay más que oír su intervención después de los resultados electorales


para apreciar cuantos “momentos de gloria” regalara a los medios audiovisuales. Menciones a los “partidos de la casta” en referencia al PSOE, PP e IU, al poder financiero, a la libre expresión de los pueblos, etc. no reflejan más que mínimamente propuestas como el fin de la política antiterrorista y de seguridad ciudadana, impago de la deuda, despenalizar la “okupación”, inmigración libre y sin fronteras entre otras lindezas.  

Pues bien este personaje se va a ver sometido a un escrutinio continuo exigiéndole pronunciarse sobre todo tipo de cuestiones y en estos pronunciamientos comenzara sus contradicciones y carencias que lo irán separando de sus aliados y votantes.

Como todo movimiento nacido de la reacción y de la frustración, ha tenido una gran capacidad de movilización, pero con ello ha llegado a su techo, ni uno más va a tener ni razones ni motivación para apoyarlo con su voto y está por ver cuánto le dura el crédito popular que ha tomado prestado.

Pero mientras se agota en articular una organización que le de sustento, candidatos “puros” que no contaminen “su movimiento” va a ir cumpliendo la misión para la que fue creado, meter el miedo a la abstención del PP, a la abstención de centro izquierda del PSOE, a los que consideren que han dado su voto a UPyD pero que este movimiento carece de fuerza para parar al “coletas”, a los que fuera de Cataluña han dado su voto a Ciudadanos, a Vox y este miedo se traducirá antes que tarde en incrementos de participación y niveles de voto del PP, mayoritariamente, y del PSOE.

 
Publicar un comentario